Concentración Promesas Optimist en Playa Blanca

20.06.2024

Las futuras promesas del Optimist majorero se dieron cita en Playa Blanca - Yaiza, tiñiendo la bahía de velas blancas

La Concentración Clinic de Optimist arrancó el viernes 14 y durante los 3 días, unos veinticinco regatistas majoreros del Club de Regatas Fuerteventura Isla del Viento y yaiceros del Club de Regatas 4Vientos se han dado cita en el Puerto Deportivo Marina Rubicón, concretamente del 14 al 16 de junio, para participar en este hermanamiento de deportistas de todos los niveles de ambos clubes, tanto Sub-11, Sub-13 como Sub-16. Una concentración originaria de nuestro gran amigo Pachy Jordán, para dar impulso al Club de la maxorata y realizar su primer desplazamiento fuera de su zona de confort, las magníficas instalaciones del Centro Insular de Deportes Náuticos de Fuerteventura donde el pasado mes, tuvo como referente el Campeonato de Canarias de la Clase Internacional Optimist.

Los tres pilares en los que se ha articulado el encuentro han sido envergado ideal de esta embarcación, navegación y técnica. Además, ha habido charlas sobre psicología deportiva, reglamento y preparación para regatas, y otras materias de interés, impartidas por los técnicos David Pérez [CR4V], Néstor de la Nuez [CRFIV] y apoyados por Virginia Morales.

Jóvenes Promesas de clubes pequeños

Lo común a estas edades es que son patrones ligeros de peso, y tienen ciertos defectos asociados al aprendizaje con esta falta de peso.

Ceñida.

En las ceñidas son propensos a sentarse muy a popa, porque piensan que con ello el barco les hace menos el submarino. Pero se convierte en un defecto difícil de corregir. Hay que insistirles en sentarse en el sitio correcto, donde pueden coger el stick por la punta, y con las manos (una en el stick y otra en la escota) juntas y apoyadas sobre las piernas, para evitar mucho movimiento involuntario del stick.

Evidentemente al tener poco peso si no controlan aún el barco tendrá tendencia a clavar proa, entonces se les frena, y hace palanca con la orza clavando más. Notan en ese momento más fuerza sobre la escota por esa resistencia del agua y a veces no son capaces de aguantar y la sueltan demasiado.

Enseñar a dar en esas rachas un muy pequeño y rápido "toque" de stick a sota para descargar vela. Pero seguir insistiendo en mantener la posición correcta. Si hace falta se suelta percha partiendo la vela, y luego se levanta algo de orza, pero mantener la posición correcta es necesario.

La forma de colgarse también se ha insistido en que no es metiendo "el trasero" en el agua, sino "la coleta". No hay que ir encogido en forma de cuatro. El ángulo que forman las piernas y el tronco no puede ser menor de 90º. Se trabaja con la espalda. El achicador no es un objeto de decoración sino que se usa no solo cuando estemos parados o de popa, sino que se debe achicar en navegación, buen cuando baja la racha y nos permite hacerlo o entrenando la técnica de colgado y achicando cada 30 sg [no de seguido] cuando el barco está algo inclinado a barlovento y moviendo el cuerpo.

Las viradas también nos dieron dolores de cabeza. Se tuvo que cambiar muchas caídas, se corrigieron para poder pasar bien de banda y no tocar con nuestro chaleco y frenar el paso a la otra banda. Se insistió en los pasos a seguir virando para que se memorizara, con el fin de que en el futuro salgan automáticamente. Hugo y Acaymo la realizan muy bien técnicamente, además de que la suelen hacer en el sitio y momento adecuados. 2 regatistas a tener en cuenta para el futuro.

Largos.

No suben la orza todo lo que se debe hacer, con lo que cuando carga la racha el barco hace palanca con ella y tiende a clavar proa. Para evitar esto se colocan mal, poniéndose más a popa. Corregir de forma que levanten la orza y escoren algo a barlovento. De esta forma al entrar la racha inician fácilmente el planeo.

Trasluchadas.

Una asignatura pendiente en casi todos. Se podía ver que cambian mucho la dirección del barco al meter timón. Solo habría que arribar levemente y cuando flamea un poco junto al palo con el timón ya recto tirar de las escotas para forzarla a pasar.

Acaymo controla bien el no cambiar demasiado de dirección, aunque podría levantarse un poco más para agarrar las escotas más adelante, de esa forma ya tiene adelantando un pié al otro costado para no tener que pegar un salto y estabilizar el barco en el paso de la vela.

Yanely cambia mucho la dirección en la trasluchada. Alejandra lleva muy suelta la vela y la trapa con lo que lleva el barco descontrolado. Sobre todo porque suelta la escota y tendrá el nudo hecho muy atrás.

Lolita demasiado timón y vela muy abierta, lo que le hace salir casi aprobada, rumbo muy fuera de lo que sería la popa. Yumalay suelta escota y lleva la mano en la borda, como muchos compañeros de equipo, lo que le impide rotar su cintura y sentarse en la banda.

El resto parecido, mucho timón, y dependiendo de la trasluchada a un lado u otro a veces la hacen distinta. Hay que trabajar esto, no porque se hagan muchas trasluchadas en una regata, sino porque es la maniobra que si no se hace bien podemos ir al agua más fácilmente con viento medio incluso, podemos chocar con otro barco por falta de control o incluso perder el control de nuestro barco, por completo.

Salidas.

Otra asignatura pendiente en casi todos. Les cuesta mantener la posición en la línea, además de no encontrar el sitio donde mejor salir dependiendo de la dirección del viento en ese momento [días de mucho role]. Aún así, algunos detalles de calidad se pudieron observar.